Entendiendo el capitalismo

Capitalismo, nos hablan tanto y tan mal de él. Para mucha gente en España, el demonio encarnado. Una mano negra propagada mundialmente para empobrecer a los más pobres y enriquecer a unos cuantos (muy pocos) multimillonarios que lo dominan todo. Pero ¿realmente es así?


Radicalmente no. Las visiones radicales pierden la objetividad. Decir que el capitalismo es muy malo (todo) es como decir que el comercio es malo. O que todos los funcionarios son vagos. Una generalización simplista que nos desinforma más que informar, provocando que personas defiendan ideas exageradas.


Durante décadas nos han vinculado (intencionadamente) el capitalismo con Amancio Ortega, Juan Roig y demás megaempresarios directivos de enormes corporaciones. Obviamente de manera cínica y totalmente deliberada, con el fin de crear desprecio acerca de lo que significa el capitalismo y por tanto, la actividad de emprender.


Entonces, ¿qué es el capitalismo desde una perspectiva más neutra? Es decir, no desde el punto de vista de un mega empresario ni desde el de un sindicalista. Es un auténtico error centrar los puntos de vista en los extremos más opuestos.


El capitalismo es emprender. El capitalismo, es dar oportunidad a la gente de que cree empresas y por tanto, trabajo. Capitalismo es el tendero de debajo de tu casa, el quiosquero de toda la vida o el Bazar Asiático de la esquina de la calle. El capitalismo comprende cualquier actividad que consista en invertir un dinero en una actividad. Capitalismo es ahorro, inversión, visión comercial. Capitalismo es tu abuelo yendo al banco a pedir un plan de pensiones. Capitalismo es pedir un crédito para comprarte un coche. El capitalismo nos permite tener una vida con todos los elementos que no podríamos permitirnos desde un principio.


El capitalismo es todas esas cosas. Evidentemente, también tiene fallas. Como cualquier sistema económico. El tema es que ninguno más ha funcionado en la historia, no existen las fórmulas mágicas. Que haya personas que usen el capital para aglomerar poder y perpetuar malas acciones, convierte directamente en el demonio al capitalismo?


No. Muchos hemos llegado al hartazgo de escuchar a personas que no quieren comprender ciertos conceptos, y analizan el tema de manera simplista y superficial. Si fuese por todas esas personas, si se les hiciese caso, no tendríamos nada.


Y cuando decimos que no tendríamos nada, no exageramos. “Que se vayan los bancos“, dicen. “El IBEX35 nos controla“, repiten cual mantra hindú. “No queremos al capital en España“, publican en Twitter desde sus smartphones.


No hay más tesis por hacer. Sin capitalismo no hay crédito, sin crédito no hay empresas que abrir, y sin empresas no hay trabajo. Sin trabajo, hay paro. Con mucho paro, llega la pobreza masiva. ¿Sencillo de entender, verdad?


Al final te das cuenta, de que lo que critican es lo que les permite criticar. Y eso no se puede traducir en nada más que en desconocimiento absoluto, la comodidad de sólo querer ver una cara de la moneda.

Espero haberos ayudado a ver con más neutralidad el sistema económico que mueve el mundo, no siempre para mal. A no ser que entendamos como “mal” que la gente pueda poseer cosas, cumplir objetivos y mejorar sus vidas.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog Finques REUS

¡Bienvenid@ a nuestro blog! Aquí puedes encontrar nuestras entradas más recientes acerca de economía, mercado inmobiliario y mucho más. Participa con nosotros.

¿Quieres colaborar?

¿Te gustaría poder escribir artículos de tu puño y teclado? Contáctanos y conviértete en creador de contenido.

FINQUES REUS

finquesreus@gmail.com

Reus (Tarragona) 43202

Teléfono: 675 085 851